Blog

Laboratorio del Ahorro

Ahorra energía eligiendo un sistema de iluminación adecuado para tu hogar

17 de Diciembre de 2015
  
Antes de elegir el sistema de iluminación más adecuado para tu casa, es recomendable que te plantees qué uso vas a dar a cada estancia. Por ejemplo, no es lo mismo iluminar la cocina, donde se llevan a cabo actividades que requieren mayor atención, que el salón, que incluye áreas pensadas para el descanso y la convivencia.
                           
Factores a tener en cuenta
 
La temperatura de color, así como la intensidad y la dirección de la luz, serán determinantes en este sentido. Actividades como cocinar, maquillarse, afeitarse o estudiar requieren una iluminación de detalle que se obtiene con luz blanca y direccional. Esta luz direccional también se utiliza, por ejemplo, en caso de querer destacar objetos de decoración.
 
Por el contrario, una luz difusa y cálida resulta ideal para crear ambientes relajados y agradables, que son los más recomendables en estancias como el salón o los dormitorios.
 
También hay que considerar que dentro de cada estancia se pueden llevar a cabo actividades muy distintas. Por eso, combinar la luz general con la direccional en distintos niveles de iluminación puede ser una buena idea.
 
Ahorro de energía
 
Estas directrices son muy útiles en decoración pero, ¿cómo se consigue el ahorro?
 
Como su objetivo último es adecuar la iluminación a la actividad que se realiza en cada momento, todos estos consejos pueden traducirse también en ahorros energéticos.
 
En este sentido, podemos añadir las siguientes recomendaciones que harán más factible el ahorro de energía:
 
  • A la hora de colocar los puntos de luz, localiza las fuentes de luz natural de cada estancia. De esta forma puedes sacar el máximo provecho a las horas de sol y así reducir el uso de la iluminación.
  • Instala reguladores de intensidad o dimmers para regular la cantidad de iluminación en cada estancia. Esta herramienta, además de crear distintos ambientes, consigue reducir los consumos en luz.
  • Instala luces con detector de presencia en estancias o espacios que solo vayas a utilizar ocasionalmente, como pueden ser los armarios.
  • Presta atención al etiquetado que aparece en las bombillas. La iluminación con sello Energy Star utiliza un 70-90% menos de energía que las bombillas convencionales.
  • Utiliza la tecnología LED siempre que puedas, pues con ella se consigue un ahorro energético de hasta el 90% respecto a las bombillas incandescentes y ofrece una mayor durabilidad.
  • Considera que las lámparas LED son muy adecuadas para las habitaciones de los más pequeños de la casa, puesto que las hay en una amplia gama de colores, son muy seguras y no se calientan.
  • Existen dos tipos de iluminación LED: LED COB para iluminación general, que puede mantenerse constantemente encendida; y LED SMD para lugares de paso, con un encendido interrumpido, ya que la temperatura que alcanza puede dañar el dispositivo.
 
Teniendo en cuenta estas recomendaciones, la iluminación de tu hogar será más eficiente y además podrás disminuir los consumos energéticos.


Fuente: Elaboración propia
Imagen: ©intsys/DollarPhotoClub
  


Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas el servicio.