Blog

Laboratorio del Ahorro

¿Qué elementos debo incluir si quiero que mi alojamiento sea sostenible?

27 de Junio de 2016
  
El inicio de la temporada de verano viene acompañado de ofertas vacacionales de todo tipo. El viajero concienciado con el medio ambiente apostará por aquellas propuestas turísticas más respetuosas.

El turismo sostenible, entendido como aquel que adopta los criterios de sostenibilidad en el desarrollo de su actividad, es una tendencia al alza dentro sector de los viajes y el turismo.

Cada vez más viajeros se decantan por empresas turísticas y hoteleras que se acercan a la sostenibilidad social, ambiental y económica. A la hora de elegir un alojamiento en el que pasar sus vacaciones, premian a aquellas opciones que ya han puesto en marcha medidas de ahorro de agua y energía, de eficiencia energética y de reciclaje, o que se alimentan con energías renovables. 

Por suerte para el planeta, el sector de la hostelería se está volviendo más sostenible.


¿Qué incluye la sostenibilidad?

Aplicado al turismo, el concepto “sostenibilidad” busca el equilibrio entre los aspectos sociales, ambientales y económicos del impacto de su actividad.

Por lo tanto, para que mi alojamiento sea sostenible deberá cumplir al menos con estos tres requisitos:
 
  • En su gestión se persigue el respeto medioambiental.
 
  • Es un negocio eficiente y viable económicamente.
 
  • Tiene en cuenta al huésped y al trabajador, así como a la comunidad donde se asienta.


¿Qué es un hotel sostenible?

Es aquel que lleva una gestión sostenible de sus instalaciones, lo que en el día a día se traduce en un seguimiento de los consumos de sus recursos y de los residuos generados.

Entre las medidas técnicas que optimizan el empleo de recursos energéticos y que hacen que un alojamiento sea más sostenible encontramos:
 
  • Mejora del aislamiento térmico del edificio.
  • Sustitución de las bombillas convencionales por otras más eficientes, como los LEDs.
  • Sustitución de sistemas de climatización (calderas, refrigeradoras) por otros más eficientes.
  • Incorporación de sistemas de ahorro de agua y perlizadores en grifos y duchas.
  • Control y monitorización de los consumos energéticos.
  • Búsqueda del etiquetado energético (A o A+++) a la hora de adquirir nuevos equipos.
  • Gestión del encendido y apagado de la iluminación y la climatización.
  • Introducción de las energías renovables para el suministro de calor y/o electricidad.


En España, existen varios certificados que acreditan la sostenibilidad de un hotel. Por ejemplo, la marca “Hoteles Eficientes Sostenibles” (HES®), avalada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ofrece tres tipos de certificaciones (bronce, plata y oro), dependiendo del nivel de eficiencia que se alcance.

A nivel europeo, existen iniciativas como NEZEH, que tiene como objetivo conseguir Hoteles de Energía Casi Nula y acelerar la tasa de las renovaciones a gran escala en hoteles existentes para convertirlos en Edificios de Energía Casi Nula (nZEB), requerimiento obligatorio para 2020. Gracias a este proyecto, se ha creado una comunidad donde se comparten las experiencias de hoteles que ya han acometido medidas consiguiendo resultados muy positivos.Los hoteles NEZEH se comprometen a alcanzar un elevado nivel de eficiencia y una demanda energética baja, que además debería cubrirse con energías renovables in situ o relativamente cercanas.

El suministro energético es determinante a la hora de denominar un hotel como sostenible. En su preocupación por reducir su huella de carbono, NH Hotel Group consiguió en 2014 reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera en 32.711,4 toneladas. Todo ello gracias a la contratación del suministro energético procedente de fuentes renovables con Viesgo. Este contrato de compra de energía verde continuará al menos hasta 2017.

Además de lograr importantes ahorros económicos y de energía, los hoteles sostenibles se presentan como alternativas más competitivas ante un segmento de turistas comprometidos, que incluso estarían dispuestos a pagar un poco más por disfrutar de unas vacaciones sin impacto negativo para otros o para el medioambiente.

Fuente: Elaboración propia / NEZEH / HES
 
  


Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas el servicio.