Cómo mantener los paneles solares

worker and solar panels

Los paneles solares son una excelente manera de conservar energía y disminuir su huella de carbono. Funcionan recolectando la energía del sol y convirtiéndola en electricidad utilizable. Los paneles solares son una gran inversión, pero necesitan mantenimiento para mantenerse en buenas condiciones y funcionar de manera eficiente. Esto es lo que necesita saber sobre cómo mantener sus paneles limpios y cómo eso ayudará a que duren más.

  1. Limpie su sistema de agua

En primer lugar, si tiene paneles solares en su techo, asegúrese de que su sistema de agua esté limpio, incluidas las tuberías u otros componentes dentro de su casa. Esto se puede hacer con un cepillo suave o incluso con un trozo de papel de lija. También es importante usar agua del grifo más limpia de lo habitual para este proceso, ya que el cloro y los minerales pueden acumularse con el tiempo.

  1. Usa un filtro de aire

Un filtro de aire puede aumentar la eficiencia al evitar que las partículas de polvo entren en los paneles y dañen las celdas de silicio. Dependiendo de su clima, esto debe cambiarse cada pocos meses (si no todos los meses). Si es posible, opte por alta calidad HEPA filters, que eliminan al menos el 99 % de las partículas en el aire de hasta 0,3 micras. Una unidad de aire acondicionado típica puede incluir uno como parte de su programa de reemplazo.

  1. Proteja sus células de silicona

Dado que las células de silicona absorben la luz solar directa, lo que a veces provoca sobrecalentamiento y daños, es esencial protegerlas. La forma más fácil de hacerlo es cubrir los paneles con una lona durante las horas más calurosas del día, cuando sabe que el sol es más intenso. También puede colocar tablas a lo largo de los paneles para darles sombra. Recuerda que taparlos demasiado podría reducir su eficacia, así que experimenta hasta encontrar el equilibrio adecuado entre protección y usabilidad.

  1. Limpia tu sistema eléctrico

Puede pensar que no necesita preocuparse por limpiar su red eléctrica, ya que ningún estudio ha demostrado que la suciedad afecte la cantidad de electricidad generada. Sin embargo, pequeñas cosas como el moho que crece en los cables eléctricos pueden causar problemas. Debe revisar su cableado periódicamente en busca de corrosión, cortes o rasgaduras. Los cables de menos de 10 pulgadas de largo no deberían requerir reemplazo, pero los que tienen más de 15 pulgadas y están expuestos a temperaturas bajo cero deben reemplazarse cada tres a cinco años.

  1. No sobrecargue

Si nota que sus paneles generan menos electricidad de lo esperado o que su inversor comienza a funcionar con lentitud o a hacer ruidos extraños, es probable que se deba a una sobrecarga. Los paneles sobrecargados se calientan en exceso, lo que provoca daños permanentes o incluso fallas. Asegúrese de no estar usando más potencia de la que necesitan los paneles leyendo la etiqueta o las instrucciones y comprobando en línea. Entonces sabrá si necesita o no comprar paneles más grandes para que puedan manejar la carga adicional.

  1. Inspeccionarlos regularmente

Si está buscando mantener sus paneles en la mejor forma, inspecciónelos regularmente. Mire los bordes y las esquinas en busca de signos de daños o grietas. Esto le ayudará a anticipar los problemas antes de que ocurran. Si nota algo que necesita reparación inmediata, comuníquese con un profesional lo antes posible.

7. Mantenga los paneles limpios

Con el tiempo, la suciedad y el polvo pueden acumularse en sus paneles solares. ¡Esto puede reducir su producción de energía hasta en un 60% y le cuesta mucho dinero! Un Greenville, SC area pressure washing servicio recomienda que hagas que un profesional lave tus paneles al menos una vez al año.